Como acertar con el look de invitada, según el lugar de celebración.

“¿Qué me pongo?” es la principal pregunta que te haces cuando te llega una invitación de boda.

La elección del modelito y los complementos suelen ser el mayor quebradero de cabeza hasta que el gran día llega. Te debates entre un peinado recogido o pelo suelto, un gran collar o unos bonitos pendientes, vestido largo o corto. Son muchas las decisiones que debes tomar para conseguir ser la reina de la fiesta, por todo ello te diremos algunas claves para triunfar.

Una boda de día es un evento que necesita de looks glamurosos pero sencillos. Un Bonito Recogido de lado y una elección de joyas acertadas te harán ser el centro de las miradas. ¡Un pequeño complemento y un pendiente sencillo será un acierto total!

El complemento ideal: ¡la pamela! Sí, sí y sí. Si la boda es de mañana  ¡no puedes olvidar tu complemento estrella!

Conseguirás un estilo total, además debes combinarla en un color optimista. ¡Nada de negros o colores oscuros!.

Si lo tuyo es llevar algo en la cabeza ¡no lo dudes! Pamelas para bodas de día y tocados para la celebración de noche.

Un vestido corto y un buen tacón siempre es una elección acertada para cualquier evento, al igual que una melena suelta y una bonita joya. Puedes optar por un look rompedor en color rojo o un tono más sensual como el fucsia. En una boda de tarde, lucirás ideal.

Si tienes la suerte de ser una de las damas de honor, vive la experiencia de una manera única. Dejad claro el estilo que queréis, eso si, mejor que sea sencillo ya que iréis todas iguales y recargar mucho el look puede ser un desacierto total. Apostad por una melena suelta y natural, huyendo de pamelas por supuesto y decidíos por un sencillo tocado que os aporte un toque glamuroso. ¡Será todo un acierto tanto para la boda de día como de noche!

Si la boda se celebra al aire libre ¡no lo dudes!, la mejor opción para no pasas desapercibida es complementarse a la perfección con la naturaleza: Lucir un tocado floral que combine con tu vestido y mejor aún si el vestido es sencillito, al fin y al cabo los detalles son los que marcan la diferencia.

Los tonos negros, grises y blancos combinados son una apuesta segura. Si tienes una boda de tarde, triunfarás si te pones un vestido de tubo con esos colores.

Ahora que ya sabes cómo elegir tu modelito y los complementos según el lugar de celebración de la boda a la que has sido invitada, solo te queda ponerte “manos a la obra”.

Recommended Posts

Start typing and press Enter to search

Abrir chat